Búsqueda personalizada

Ultimos artículos:

Los pechos naturales más grandes del mundo - Talla 250

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Se llama Annie Hawkins Turner y ella mísma suele decir, "Mis tetas pesan más que Victoria Beckham". Su busto pesa más de 50 kg, que es un tercio de su peso total.

Es americana, tiene 49 años y un Récord Guinnes por tener el busto más grande del mundo.

Dice Annie, que su busto le crece cuando tiene el periodo, cada mama le pesa 25 kilos, teniendo que llevar sujetadores a medida de una talla que no existe, la 250.

Sin embargo, pese a los complejos que tuvo desde muy pequeña, finalmente ha sabido sacarle partido a sus enormes mamas y ahora son su principal fuente de ingresos.

Tiene una página web erótica con la que gana alrededor de 145.000 euros anuales.

Aunque cualquiera que la vea piensa que esta mujer esta de acuerdo con su cuerpo, no siempre fue así, tuvo una infancia muy difícil: "A los nueve años pesaba 45 kilos y ya tenía una talla 95 de sujetador", dice Annie. "Los chicos mayores querían aprovecharse y acomplejada me escondía el busto comprandome sudaderas anchas y usando distintos caminos para ir al colegio, así los niños no se burlaban de mí".

Un poco más tarde, cuando era adolescente, sus pechos crecían a mucha más velocidad y los chicos comenzaron a llamarla "Tetas de ballena", para ella todo esto ha sido un calvario. Cuando iba a comprar un sostén con su madre: "En la tienda me daban el más grande, yo usaba una talla 105, pero no me encajaba. Trataba de oprimir el pecho con los tirantes del sostén y dolía mucho, pero pensaba que encogerían".

Nunca pudo pensar en realizarse una operación de reducción de pecho y ni tan siquiera un seguro médico, por la situación de su familia.

No se quería mirar desnuda en el espejo y se duchaba siempre a oscuras. El físico de Annie le impedía relacionarse con chicos, a los 22 años utilizaba una talla 130.

Después tuvo algunas relaciones que aunque fueron serias no funcionaron, pero de ellas nacieron sus dos hijos Darrius y Clara.

En cuanto a la maternidad: "No podía darle las tomas a Darrius porque mi pecho era muy grande. No conseguía sujetar al niño y temía asfixiarle". Poco después, cuando los niños comenzaron a ir al colegio: "Los amigos de mis hijos se burlaban de mí y las otras madres hacían comentarios crueles en voz alta para que pudiera escucharlas".

Annie siempre estuvo trabajando para poder mantener a sus hijos, pero su suerte cambió un día que conoció a un hombre en la calle, Alan, delgadísimo, un antiguo soldado de Vietman, sin duda era el hombre de sus sueños.

Comenzaron una relación: "Me chocó que le gustaran las mujeres grandes con enormes pechos", desde ese momento cuenta Annie, que comenzó a saber lo que era la felicidad y también a disfrutar del sexo. "Alan no paraba de decirme que era guapa, adoraba mis senos, me compraba sujetadores y trataba a mis hijos como príncipes".

Alan fue el que le ayudó a sacar partido de sus atributos, sugiriéndole que posara en una revista erótica. Cuando se publicaron las fotos, llegaron miles de cartas de lectores y ella por fin, empezó a estar orgullosa de sus pechos. "Incluso empecé a comer más para que me creciera".



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Destylou - Rarezas | Powered by Blogger | Entries (RSS) | Comments (RSS) | Designed by MB Web Design | XML Coded By Cahayabiru.com